Existen muchas razones por las que deber tener un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI), ya este actúa como fuente de alimentación complementaria en caso de problemas en el suministro eléctrico.

Los fallos en el sumisito eléctrico como las bajadas o las subidas de tensión son bastante comunes y pueden provocar daños irreparables en nuestros ordenadores. Por ello, el SAI se encargará de filtrar esos problemas de tensión proporcionando a nuestro ordenador una tensión estable para evitar que pueda sufrir cualquier tipo de avería.

Aún así si tienes dudas sobre si tendrías o no que tener un SAI, te daremos las principales razones del porque debes y tienes que tener un SAI y de lo importante que es si trabajas con un ordenador.

  • Cuida tu equipo: Uno de los aspectos más importante es que un SAI protege de los problemas que se puedan ocasionar en el equipo (como la fuente de alimentación o placa base del ordenador) debido a una alteración en el suministro eléctrico como una subida o bajada de la tensión e incluso un apagón eléctrico gracias a que el SAI filtra cualquier irregularidad atajando con ello el problema.
  • Evitar que nuestro ordenador se apague: Por lo general muchas de incidencias en la red eléctrica se solucionan en cuestión de microsegundos, sin embargo provoca que nuestro dispositivo se apague o reinicie. El SAI permite atacar estos problemas de raíz debido a su batería, la cual nos permitirá seguir trabajando como si nada hubiese ocurrido.
  • Ahorras tiempo: En relación con el punto anterior, la batería del SAI previene el temido apagado del equipo, ahorrándonos tiempo en su posterior reinicio y su más que probable análisis debido a un apagado repentino.
  • Proteja tus archivos: Ante un apagón inesperado del equipo en el que se puede dañar los archivos que estés ejecutando en ese preciso momento e incluso puedes perder completamente la información, la batería del SAI te proporcionará un tiempo extra para que puedas guardar los archivos y apagar el equipo como es debido.
  • Fiabilidad: Los SAIs llevan años en el mercado y son utilizados por miles de empresas en todo el mundo, ganándose la reputación de protección frente a imprevistos.
  • Precio: ¿Has pensado en el dinero que un SAI puede ahorrarte en averías? Como ya hemos visto anteriormente una alteración en el suministro eléctrico podría conllevar daños en la fuente de alimentación o la placa base del ordenador, algo que el SAI podría evitar y ahorrarnos dinero en reparaciones.
  • Seguridad y Salud: ¿A quién no le ha dado un micro infarto cuando se ha apagado el equipo sin previo aviso debido a problemas en el suministro eléctrico? El SAI asegura el perfecto funcionamiento gracias a la batería que este tiene incorporada, evitando cabreos innecesarios al tener la seguridad de que no se producirá un apagado repentino.

En definitiva, tener un SAI nos asegura poder trabajar en nuestro equipo sin temer que una variación en la corriente eléctrica pueda afectar a nuestro trabajo lo más mínimo.

Deja una respuesta