Desde hace ya más de un año el teletrabajo es una realidad en muchos puestos de trabajos gracias al empuje de Covid-19, sin embargo un corte de luz inesperado puede llevarnos al traste el trabajo que estemos realizando en ese momento. Por ello vamos a ver las consecuencias que pueden acarrear los cortes eléctricos al ordenador y cómo puedes protegerlo.

A pesar de que tengas un buen sistema eléctrico, la intensidad de la corriente eléctrica que circula no es constante y a veces puede llegar a cortarse (los llamados apagones) en el momento menos oportuno debido a una sobrecarga en la red, averías… Pudiendo dañar los aparatos eléctricos conectados a la corriente.

¿Qué consecuencias tiene un apagón eléctrico en mi ordenador?

Todos los ordenadores necesitan ser apagados de forma segura para garantizar de que finalizan todos los procesos ejecutados, sin embargo una interrupción repentina de electricidad puede conllevar a una pérdida de los archivos que estuvieras utilizando en ese momento, corromperlos e incluso dañar el sistema operativo.

Otro problema que acarrea el apagón eléctrico es que puede llegar a producir un aumento de la tensión repentino una vez que la electricidad vuelve, produciendo una sobrecarga que podría conllevar daños a la fuente de alimentación o a la placa base del ordenador, dando como resultado que el ordenador no pueda encenderse.

¿Cómo protejo a mi ordenador?

Actualmente la única protección que existe ante los cortes de electricidad es tener un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) para así evitar que el ordenador se apague cuando nos quedemos sin luz y permitiéndonos un tiempo extra para ejecutar el programa que estemos realizando y apagar el ordenador de forma completamente segura.

¿Qué es y cómo funciona un SAI?

El SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) es un dispositivo que proporciona energía eléctrica en caso de producirse un corte en la corriente eléctrica, gracias a las baterías que incorpora, por lo que continuará proporcionando energía a su ordenador incluso cuando se corte la energía.

Además algunos modelos pueden también regula el flujo eléctrico, controlando los picos de subidas y bajadas de tensión que se dan en la red eléctrica.

En cuanto a su funcionalidad, conectaremos el SAI a la toma eléctrica de pared y luego conectaremos ordenador al SAI. En condiciones normales y a pesar de tenerlo conectado estaremos recibiendo la energía directamente de la pared sin que el SAI intervenga. No obstante el SAI detectará en milisegundos cuando se corta la luz, haciendo que entre en funcionamiento la batería y así los equipos conectados seguirán funcionando.

¿Durante cuánto tiempo funciona un SAI durante un corte de luz?

La duración de su autonomía depende del tipo de SAI, su capacidad o del % de carga. Lo normal es que el tiempo de autonomía de un SAI este en torno a 10 minutos si el SAI tiene una carga del 50% de su capacidad, mientras que su duración subirá a unos 20-25 minutos aproximadamente si el SAI tiene un carga de 25%. Por el contrario si tiene una carga del 75% la autonomía bajara sobre los 4-5 minutos.

Como norma general el SAI no se puede cargar más del 70% de su capacidad puesto que puede ser peligroso además de reducir la autonomía drásticamente. En caso de necesitar más tiempo de autonomía, y siempre que el sistema de carga del SAI lo permita, se pueden añadir más baterías.